¿Dónde se encuentra actualmente el Velo de la Verónica con la Santa Faz?

 

(Artículo publicado en la Revista anual de la Cofradía, año 2003)

     
    En pleno año 2003, todavía existen numerosos templos que afirman custodiar diferentes reliquias de la Pasión del Señor, tales como la Sábana Santa o el Velo de la Verónica con la Santa Faz. De la primera, no queda duda, según las numerosas investigaciones y últimos estudios se trata del sudario que envolvíó el cuerpo de Jesucristo. 
     Sin embargo cuando uno se pregunta por la Santa Faz, no encuentra la respuesta tan fácilmente, según la tradición y piedad Cristiana, la Hemorroísa curada por Jesús, luego identificada con Verónica, sería quién tras haber testificado a favor de Jesús en el juicio con Pilato, enjugaría el rostro de Jesús con un velo en el camino del Calvario, y después según una leyenda le entregaría el velo con la Santa Faz a San Clemente en Roma.
     Hoy en dia, varios son los templos donde se dice que se conserva esta preciada reliquia, como la Catedral de Jaén, el Monasterio de la Santa Faz de Alicante, La Basílica de San Pedro del Vaticano o el Santuario del Rostro Santo en Manoppello.
     Según se piensa, la auténtica reliquia con la faz de Cristo en su pasión, se conserva en el pilar NO que sustenta la cúpula de la Basílica de San Pedro del Vaticano ,en este pilar hay una gran hornacina con una estatua de Santa Verónica de gran tamaño, y sobre ella vuela un balconcillo que antecede a una pequeña cámara-capilla donde se custodia el Velo, pero realmente entre investigadores e historiadores se vislumbran otros caminos en los que investigar. ¿Es realmente el velo con el que se enjugó el rostro de Cristo lo que silenciosamente custodian en esa cámara?
      De todos es sabido la actualidad a la que ha sido sometida en los últimos años la célebre Sábana Santa de Turín, pero ¿qué hay detrás del Velo de la Verónica, del que hoy solo se oye silencio? Durante la Edad Media y el Renacimiento durante los años santos(generalmente cada 25 o 50 años, o al cambio de siglo) el Velo de la Verónica era exhibido a millones de peregrinos llegados a Roma para verlo, incluso con el primer jubileo del 1300, se convirtió en una de las Mirabilia Urbis, es decir era una de los tesoros o "maravillas" que todos los peregrinos tenían que visitar en Roma.
      Sin embargo desde la construcción del nuevo Templo del Vaticano, durante el XVI y XVII, dejó de exhibirse ¿qué sucedió?Aunque digan que durante el año santo de 1950 fue expuesta desde su balconcillo, nadie pudo ver la Imagen impresa. Hasta la fecha no existen fotografías de dominio público de esta reliquia ¿por qué?. Tanto Monseñor Joseph Wilpert, estudioso de 1907, como Isabel Piczek, artista contemporánea de arte litúrgico, quien contempló la reliquia en 1950, aseguran que en el paño conservado en la Basilica Vaticana no hay resto de ninguna Faz.
      Según el prestigioso historiador jesuita alemán P. Heinrich Pfeiffer S.J, quién busque el verdadero Paño de la Verónica, debe mirar hacia el Santuario del Santo Rostro de Manoppello, lugar en el que se custodia un Velo con la Imagen de Cristo. ¿Será éste el verdadero? si es así,¿Cómo llegaría ese preciado tesoro allí? La historia se complica sobremanera, al parecer la pista del Velo se pierde cuando se plantea la demolición de la vieja Basílica de San Pedro del Vaticano y se proyecta construir un nuevo edificio mas grandioso. La demolición comenzó en 1507, en 1608 se continua la demolición, incluida la capilla del Velo de la Verónica, construida en 705 por orden del Papa Julio VII. Sobre como y cuando llegó el Velo, a Manoppello, se barajan diferentes fechas y causas, se habla de un posible robo a la fuerza, incluso deteriorando el relicario, según queda patente en un catálogo que se efectua en 1618 en el Vaticano. Según cuenta la "Relatione Histórica"(escrito conservado en Manoppello sobre el Velo) sería un misterioso peregrino el que llevó hasta Manoppello el preciado tesoro entregándoselo a un miembro de la familia Leonelli en la Iglesia de San Nicolás de Bari. Tras una serie de avatares familiares el Velo recaería tras pasar por otras manos en los Capuchinos.
      La cuestión, es que hoy a este Velo de Manoppello, se le han practicado diferentes pruebas que manifiestan su autenticidad, entre ellas los rayos ultravioleta confirman la inexistencia de pintura sobre el paño, así como las fotografías digitales realizadas por Donato Vittore, además al parecer se superpone perfectamente al rostro que aparece en la Sábana Santa de Turín.
   ¿Será este velo el que Verónica llevara entre sus manos y con el que fue enjugado el rostro del Señor en su Pasión?

 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Queda prohibida la reproducción del contenido de esta Web, sin el consentimiento del webmaster.